Fiestas-online-virtuales

Fiestas virtuales en tiempos de coronavirus

Todo lo que tenes que saber sobre las fiestas virtuales

Las cancelaciones de conciertos y el cierre de discotecas provocadas por la crisis del coronavirus han dado una vuelta de tuerca a la oferta de ocio, que ha saltado directamente a las casas con fiestas virtual en las que se puede escuchar música en directo o bailar al ritmo de techno en el salón.

Ante el cierre de las discotecas, la fiesta se puede organizar en el salón: tú solo, con tu familia, pareja o compañeros de piso.

«La música tiene poderes curativos y más en los tiempos que corren. Hay conectar a la gente y que disfruten de la música desde sus casas ya que no lo pueden hacer en la calle o en una casa de conciertos«.

Fiestas en modo videoconferencia

Más allá de esas propuestas masivas, todos los que tengan ganas de hacer una fiesta -tanto porque cumplan años como porque simplemente echen mucho de menos tomar algo con sus amigos- pueden hacerlo a través de internet. Está claro que las limitaciones son muchas, pero también que se pueden poner los mejores esfuerzos para que la fiesta online sea lo más parecida posible a una fiesta presencial.

1. Pensar y preparar la musicalización de la fiesta virtual

La música es una de las partes fundamentales en una fiesta y una de las claves radica en poder compartirla. Por eso, lo más apropiado será montar con antelación una lista de reproducción en Spotify o algún programa similar, y pasarla durante la fiesta de manera que todos estén escuchando a la vez las mismas canciones. Otra posibilidad, desde luego, es que todos sintonicen la misma emisora de radio, aunque en este caso, lógicamente, no podrán saber sus contenidos de antemano, serán interrumpidos por publicidad, etc.

2. Arreglarse como para salir a un evento de verdad

Uno de los riesgos del confinamiento es dejar de prestar atención a algunos aspectos esenciales, como la higiene personal y el aspecto exterior. Aunque puede sonar como una obviedad, no está de más recordar la importancia de seguir cuidando esas cuestiones cuando se habla de estrategias para sobrellevar la cuarentena del mejor modo posible. Y mucho más cuando una persona va a acudir a una fiesta, aunque esta sea virtual: debe vestirse de manera especial, ponerse guapa, incluso maquillarse y perfumarse si así lo desea. La fiesta representa una ruptura de la cotidianeidad, y todos estos elementos son claves para lograrlo.

3. Compartir comida y bebida

Esto puede parecer no tan importante, pero sirve para aumentar el sentido de reunión. Aunque los participantes de la fiesta no estén de manera presencial en un mismo sitio, pueden compartir una misma comida o una bebida. Es un recurso de gran utilidad sobre todo cuando se trata de un grupo de amigos o colegas que tienen por costumbre compartir algún plato, una copa en particular, etc. La provisión de los ingredientes y preparación del menú resultan, además, un incentivo extra y una manera de disfrutar de la fiesta virtual desde antes de que empiece.

4. Planificar una actividad común

Del mismo modo que la comida y la bebida, planificar una actividad para que compartan todos los asistentes a la fiesta es un recurso que contribuye con el sentido de encuentro y unidad. Puede ser un juego, algún baile que todos deban efectuar, alguna consigna a la que todos deban responder, etc. De hecho, esta actividad puede ser el centro del encuentro virtual: puede no haber comida y bebida, hasta no haber música, y que la reunión sea para disfrutar de algún juego de mesa, o de dados, o de algún otro relativamente sencillo como para poder compartirlo a través de las pantallas.

Fiestas virtuales improvisadas

Igual que el COVID-19, las fiestas virtules también llegaron primero a China. Antes de que en Europa se dispusieran las medidas de confinamiento, los habitantes de Wuhan y otras provincias del país asiático ya se realizaban celebraciones “en la nube” para disfrutar -en lo posible- de la fiesta sin exponerse al riesgo de contagio.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *